Qué bonitos son los cachorritos, tan blanditos y suaves, ¡y tan simpáticos! Pero crecen…, como nosotros. Nosotros también eramos blanditos y graciosos hasta que llegó la adolescencia y dejamos de serlo, comenzando nuestra etapa de adultos (unos más simpáticos que...

leer más